Receta de Garganelli: Pasta con salsa de limón y ricotta

07/05/2024

Receta de garganelli: pasta con salsa de limón y ricotta

La pasta es un plato clásico de la cocina italiana que puede prepararse de infinidad de maneras. Uno de los tipos de pasta más populares es el Garganelli, una pasta originaria de la región de Emilia-Romaña. En este artículo, te enseñaremos a preparar una deliciosa receta de Garganelli con salsa de limón y ricotta, que combina la frescura del limón con la suavidad de la ricotta. Esta receta es perfecta para los amantes de los sabores cítricos y cremosos. ¡Vamos a poner manos a la obra!

Contenidos
  1. Ingredientes necesarios
  2. Preparación de la pasta Garganelli
  3. Preparación de la salsa de limón y ricotta
  4. Armado del plato
  5. Consejos adicionales
  6. ¿Cómo conservar la pasta sobrante?

Ingredientes necesarios

Para preparar esta exquisita receta de Garganelli con salsa de limón y ricotta necesitarás los siguientes ingredientes:

- 400 gramos de pasta Garganelli
- 250 gramos de queso ricotta
- 2 limones
- 2 dientes de ajo
- 1 chile rojo (opcional, para darle un toque picante)
- 1/4 de taza de aceite de oliva
- Sal y pimienta al gusto
- Queso parmesano rallado, para acompañar

Preparación de la pasta Garganelli

La pasta Garganelli es una variedad de pasta fresca muy similar a los rigatoni, pero de forma cuadrada. En esta sección te explicaremos cómo prepararla paso a paso:

1. Comienza por hacer la masa de la pasta. Para ello, coloca en un recipiente grande 400 gramos de harina de trigo y haz un agujero en el centro.

2. En el centro de la harina agrega 4 huevos y una pizca de sal.

3. Con la ayuda de un tenedor, comienza a mezclar los huevos con la harina, desde el centro hacia afuera, hasta obtener una masa homogénea.

4. Amasa la masa durante unos minutos, hasta que esté suave y elástica. Si es necesario, agrega un poco más de harina si está muy pegajosa, o un poco de agua si está muy seca.

5. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante al menos 30 minutos.

6. Pasado ese tiempo, divide la masa en porciones más pequeñas y estírala con la ayuda de un rodillo o una máquina de pasta, hasta obtener una capa fina de masa.

7. Con la ayuda de un cuchillo o un cortador de pizza, corta la masa en cuadrados del tamaño deseado para tus Garganelli.

8. Para darle forma a los Garganelli, coloca un cuadrado de masa sobre un palillo de madera o un tubo pequeño y enrolla hacia adelante, asegurándote de sellar bien los extremos.

Relacionado con: Gazpacho de cerezas: una deliciosa receta veraniegaGazpacho de cerezas: una deliciosa receta veraniega

9. Repite este proceso con el resto de los cuadrados de masa hasta terminar.

10. Lleva una olla grande de agua con sal a hervir y cocina la pasta Garganelli durante 8-10 minutos, o hasta que esté al dente.

11. Una vez cocida, escurre la pasta y resérvala para más adelante.

Preparación de la salsa de limón y ricotta

La salsa de limón y ricotta es el acompañamiento perfecto para resaltar el sabor de la pasta Garganelli. A continuación te mostramos cómo prepararla:

1. Ralla la cáscara de los dos limones y reserva.

2. Exprime el jugo de uno de los limones y reserva.

3. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio y añade los dientes de ajo picados finamente.

4. Si deseas un toque picante, agrega el chile rojo picado en rodajas.

5. Cocina los ajos y el chile rojo durante unos minutos, hasta que estén dorados y fragantes.

6. Agrega el jugo de limón y la ralladura de limón a la sartén y mezcla bien.

7. Añade el queso ricotta a la sartén y remueve hasta que se haya derretido y se haya formado una salsa cremosa.

8. Sazona con sal y pimienta al gusto y cocina durante unos minutos más.

Relacionado con: Glaseados: secretos para subir el nivel de tus postresGlaseados: secretos para subir el nivel de tus postres

9. Agrega la pasta Garganelli cocida a la sartén y mezcla bien para que la salsa se incorpore completamente.

10. Cocina a fuego medio durante 2-3 minutos más, para calentar la pasta y permitir que absorba los sabores de la salsa.

Armado del plato

Llegó el momento de disfrutar de esta deliciosa receta de Garganelli con salsa de limón y ricotta. Para servir el plato, sigue los siguientes pasos:

1. Coloca la pasta Garganelli con salsa de limón y ricotta en un plato hondo.

2. Espolvorea queso parmesano rallado por encima para añadir un toque de sabor extra.

3. Si lo deseas, decora con unas hojas de albahaca fresca o perejil picado.

4. Sirve caliente y disfruta de los sabores frescos y cremosos de esta combinación única.

Consejos adicionales

- Si no encuentras pasta Garganelli en tu supermercado local, puedes utilizar otra variedad de pasta corta, como rigatoni o penne. El resultado será igualmente delicioso.

- Si te gusta el sabor del limón pero no quieres que sea demasiado fuerte, puedes utilizar solo la mitad del jugo y la ralladura de limón.

- La salsa de limón y ricotta también puede ser utilizada como salsa para otros tipos de pasta. Prueba combinarla con spaghetti o tagliatelle para una variación de esta receta.

- Puedes añadir un poco de albahaca picada a la salsa de limón y ricotta para un sabor aún más fresco y aromático.

¿Cómo conservar la pasta sobrante?

Si te ha sobrado pasta Garganelli con salsa de limón y ricotta, no te preocupes. Puedes almacenarla en un recipiente hermético en el refrigerador durante aproximadamente 3-4 días. Para recalentarla, simplemente coloca la porción deseada en una olla con un poco de agua caliente y caliéntala a fuego medio hasta que esté caliente. Puedes añadir un poco más de salsa de limón y ricotta si es necesario.

Relacionado con: 15 recetas de ñoquis originales y deliciosas para disfrutar15 recetas de ñoquis originales y deliciosas para disfrutar

La receta de Garganelli con salsa de limón y ricotta es una combinación perfecta de sabores frescos y cremosos. La pasta Garganelli, con su forma cuadrada, se adapta a la perfección a la deliciosa salsa de limón y ricotta, creando un plato lleno de texturas y sabores. No dudes en probar esta receta y dejar que tus papilas gustativas se deleiten con cada bocado. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up