Tarta de piña y sobaos pasiegos: receta sin horno fácil

10/05/2024

Tarta de piña y sobaos pasiegos: receta sin horno fácil

Hoy te traigo una deliciosa receta de tarta de piña y sobaos pasiegos, perfecta para aquellos que buscan un postre refrescante y fácil de hacer. Lo mejor de todo es que no necesitarás un horno para prepararla, lo que la convierte en una opción ideal para los días calurosos de verano. ¿Estás listo para descubrir cómo hacer esta exquisita tarta? ¡Sigue leyendo!

Contenidos
  1. Ingredientes necesarios
  2. Preparación paso a paso
    1. Paso 1: Preparar la gelatina
    2. Paso 2: Preparar la base de la tarta
    3. Paso 3: Preparar la crema de piña
    4. Paso 4: Añadir la gelatina
    5. Paso 5: Montaje final
  3. Consejos útiles
  4. Decoración final
  5. Consejos para servir y conservar
  6. Conclusión

Ingredientes necesarios

Para hacer esta maravillosa tarta de piña y sobaos necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 lata grande de piña en su jugo
  • 10 sobaos pasiegos
  • 250 ml de nata para montar
  • 250 g de queso crema
  • 150 g de azúcar
  • 2 sobres de gelatina sin sabor
  • 150 ml de agua
  • Cerezas al marrasquino para decorar

Preparación paso a paso

Paso 1: Preparar la gelatina

Comienza preparando la gelatina sin sabor. Para ello, disuelve los sobres de gelatina en el agua caliente según las instrucciones del paquete. Mezcla bien hasta que la gelatina esté completamente disuelta. Luego, déjala enfriar a temperatura ambiente.

Paso 2: Preparar la base de la tarta

Ahora es el momento de preparar la base de la tarta. Para ello, toma los sobaos pasiegos y colócalos en el fondo de un molde desmontable. Puedes romperlos un poco para que encajen mejor. Procura cubrir toda la superficie del molde.

Paso 3: Preparar la crema de piña

En un recipiente aparte, mezcla el queso crema y el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. A continuación, añade la nata para montar y bate bien hasta que se integre completamente.

Ahora, escurre la lata de piña en su jugo y reserva el jugo por separado. Corta las rodajas de piña en trozos pequeños y añádelas a la mezcla de queso crema y nata. Remueve suavemente hasta que estén bien distribuidas.

Relacionado con: Tarta de queso con base de galleta: receta deliciosa al hornoTarta de queso con base de galleta: receta deliciosa al horno

Paso 4: Añadir la gelatina

Una vez que la gelatina esté a temperatura ambiente, añádela lentamente a la mezcla de queso crema y piña. Remueve suavemente para que se incorpore por completo.

Paso 5: Montaje final

Vierte la mezcla de queso crema, piña y gelatina sobre la base de sobaos en el molde desmontable. Asegúrate de que está bien distribuida y alisa la superficie con una espátula.

Por último, lleva la tarta al refrigerador y déjala reposar durante al menos 4 horas, o hasta que esté completamente cuajada.

Consejos útiles

Para asegurarte de que la gelatina se disuelve por completo, es recomendable mezclarla con el agua caliente y removerla enérgicamente hasta que no queden grumos. Si deseas que la gelatina se solidifique más rápidamente, puedes añadir un poco de hielo al agua antes de disolverla.

Si no encuentras sobaos pasiegos, puedes sustituirlos por cualquier otro tipo de bizcocho o galletas que te gusten. Eso sí, procura que sean lo suficientemente firmes para aguantar la humedad de la tarta.

Si prefieres una versión más ligera de la tarta, puedes utilizar queso crema y nata bajos en grasa. El resultado será igual de delicioso.

Relacionado con: Tarta de queso sin horno: una delicia cremosa con gelatinaTarta de queso sin horno: una delicia cremosa con gelatina

Si no eres fan de la piña, puedes utilizar cualquier otra fruta en su lugar. Manzanas, melocotones o incluso fresas serían una elección fantástica.

Decoración final

Una vez que la tarta haya cuajado en el refrigerador, es el momento de darle el toque final con una bonita decoración. Aquí te propongo algunas ideas:

  • Coloca rodajas de piña en la parte superior de la tarta y decora con unas cerezas al marrasquino.
  • Ralla un poco de chocolate negro por encima para darle un toque más sofisticado.
  • Añade unas hojas de menta fresca para darle un toque de frescura.

Recuerda que la decoración es un aspecto importante para hacer que tu tarta sea aún más apetecible. ¡Deja volar tu imaginación y crea una decoración única!

Consejos para servir y conservar

Una vez que hayas decorado la tarta, es el momento de servirla y disfrutarla. Puedes cortar porciones individuales y servirla en platos o cuencos. Acompáñala de una bola de helado de vainilla o de una cucharada extra de nata montada para darle un toque aún más especial.

Si te sobra tarta, puedes conservarla en el refrigerador, cubierta con papel film o en un recipiente hermético. Se mantendrá en buen estado durante 2-3 días.

¡Y eso es todo! Ya tienes todos los pasos para preparar una deliciosa tarta de piña y sobaos pasiegos sin horno. Espero que disfrutes de esta receta tanto como yo. ¡Buen provecho!

Relacionado con: Tarta de queso de Cristina Pedroche: deliciosa receta paso a pasoTarta de queso de Cristina Pedroche: deliciosa receta paso a paso

Conclusión

La tarta de piña y sobaos pasiegos es una opción refrescante y deliciosa para aquellos que buscan un postre sin horno. Con ingredientes sencillos y una preparación fácil, esta tarta se convertirá en la estrella de tu próxima reunión familiar o celebración especial. No dudes en poner en práctica esta receta y sorprender a tus seres queridos con un postre irresistible.¡Manos a la obra y a disfrutar de esta deliciosa tarta de piña sin horno!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up