Empanadillas de jamón y queso al horno

28/03/2024

Empanadillas de jamón y queso al horno

Las empanadillas de jamón y queso al horno son una deliciosa opción para disfrutar en cualquier ocasión. Este popular plato tiene una combinación perfecta de sabores entre el jamón y el queso derretido, envueltos en una masa crujiente y dorada al horno. En este artículo, te mostraremos cómo preparar estas irresistibles empanadillas, así como también te daremos algunos consejos adicionales, variaciones para darle un toque personalizado, el origen de esta receta y cómo servirlas de manera adecuada. ¡Prepárate para disfrutar de estas empanadillas de jamón y queso al horno!

Contenidos
  1. Ingredientes
  2. Preparación
  3. Consejos adicionales
  4. Variaciones
    1. Empanadillas de jamón serrano y queso de cabra
    2. Empanadillas de jamón, queso y espinacas
    3. Empanadillas de jamón york y queso Gouda
  5. Origen de las empanadillas de jamón y queso
  6. ¿Por qué hacerlas al horno?
  7. ¿Cómo servir las empanadillas?
  8. ¡A disfrutar!

Ingredientes

Para preparar estas deliciosas empanadillas de jamón y queso al horno necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de masa para empanadillas (puedes conseguirla en la sección de refrigerados del supermercado)
  • 150 gramos de jamón cocido en lonchas
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Para preparar estas empanadillas de jamón y queso al horno, sigue los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 200 grados Celsius. Esto asegurará que la masa se cocine de manera uniforme y quede dorada y crujiente.
  2. A continuación, extiende la masa para empanadillas sobre una superficie limpia y enharínala ligeramente. Esto evitará que la masa se pegue y facilite el proceso de relleno.
  3. Corta la masa en forma redonda utilizando un cortador o un plato como guía. Puedes hacerlas del tamaño que desees, pero recuerda que si las haces más pequeñas, podrán disfrutarse como aperitivo, mientras que si las haces más grandes serán ideales como plato principal.
  4. Coloca una loncha de jamón cocido y un poco de queso rallado en el centro de cada ronda de masa.
  5. Humedece los bordes de la masa con un poco de agua utilizando tus dedos o un pincel de cocina. Esto ayudará a sellar las empanadillas y evitará que el relleno se escape durante la cocción.
  6. Dobla la masa por la mitad, cubriendo el relleno, y presiona suavemente los bordes para sellarlas. Puedes utilizar un tenedor para dar un toque decorativo a los bordes.
  7. Repite este proceso hasta terminar con toda la masa y el relleno.
  8. Coloca las empanadillas en una bandeja para horno previamente engrasada con aceite de oliva.
  9. Bate ligeramente el huevo en un recipiente aparte y pinta las empanadillas con él utilizando un pincel de cocina. Esto le dará un bonito aspecto dorado a la masa durante la cocción.
  10. Por último, espolvorea un poco de sal y pimienta sobre las empanadillas y llévalas al horno precalentado durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.

Consejos adicionales

Aquí tienes algunos consejos adicionales para que tus empanadillas de jamón y queso al horno queden perfectas:

  • Si no encuentras masa para empanadillas, puedes utilizar masa de hojaldre en su lugar. Simplemente extiende la masa de hojaldre, corta círculos del tamaño deseado y sigue el mismo proceso de relleno y horneado.
  • Si deseas darle un toque extra de sabor, puedes añadir otros ingredientes a tu relleno, como champiñones salteados, cebolla caramelizada o aceitunas picadas.
  • Si te gusta el queso con más sabor, puedes optar por utilizar queso cheddar, queso azul o cualquier otro queso que te guste.
  • Para evitar que el relleno se escape durante la cocción, asegúrate de sellar bien los bordes de las empanadillas y no sobrecargarlas con demasiado relleno.
  • Si no tienes un pincel de cocina para pintar las empanadillas con huevo, puedes utilizar tus dedos limpios para hacerlo.
  • Si quieres una presentación más elaborada, puedes hacer diseños con la masa utilizando cortadores especiales o moldes decorativos.

Variaciones

Las empanadillas de jamón y queso al horno son muy versátiles y puedes personalizar el relleno según tus gustos. Aquí te mostramos algunas variaciones para darle un toque especial a tus empanadillas:

Relacionado con: Emulsionar: descubre los secretos de esta técnica culinariaEmulsionar: descubre los secretos de esta técnica culinaria

Empanadillas de jamón serrano y queso de cabra

Si quieres darle un toque gourmet a tus empanadillas, puedes utilizar jamón serrano en lugar de jamón cocido y queso de cabra en lugar de queso mozzarella. El resultado será una combinación deliciosa y sofisticada de sabores.

Empanadillas de jamón, queso y espinacas

Si quieres añadir un poco de verdura a tus empanadillas, puedes mezclar el jamón y el queso con espinacas picadas y salteadas. Esto le dará un toque de frescura y mayor contenido nutricional a tus empanadillas.

Empanadillas de jamón york y queso Gouda

Si prefieres un sabor más suave, puedes utilizar jamón york en lugar de jamón cocido y queso Gouda en lugar de queso mozzarella. El queso Gouda tiene un sabor suave y cremoso que combina muy bien con el jamón.

Origen de las empanadillas de jamón y queso

Las empanadillas son un plato tradicional de la gastronomía española, aunque su origen se remonta a la Edad Media. En aquella época, se utilizaba la masa como medio de conservación de los alimentos durante largos viajes o campañas militares. La masa cubría el relleno, que solía ser de carne, pescado o verduras, y se cocinaba al horno para asegurar su conservación.

En el caso específico de las empanadillas de jamón y queso, esta versión moderna de la receta surgió como una variante de las empanadillas tradicionales. La combinación de jamón y queso se convirtió en una de las favoritas de los españoles, y comenzó a utilizarse como relleno en las empanadillas. Su popularidad creció rápidamente, ya que es una combinación de sabores simple pero irresistible.

Relacionado con: Endivias, nueces y manzana: deliciosa ensalada para sorprenderEndivias, nueces y manzana: deliciosa ensalada para sorprender

¿Por qué hacerlas al horno?

Si bien las empanadillas tradicionales se suelen freír en aceite caliente, hacerlas al horno tiene varias ventajas. Primero, es una opción más saludable, ya que no se utiliza mucho aceite y la masa absorbe menos grasa. Además, el horneado permite que la masa se vuelva crujiente y dorada de manera uniforme, en lugar de quedar aceitosa o blanda como suele suceder al freírlas.

El horneado también es más conveniente, ya que no requiere estar pendiente de la fritura y evita los olores que quedan en la cocina. Al hornearlas, puedes preparar más cantidad de empanadillas al mismo tiempo, lo que las hace ideales para ocasiones especiales o para congelar y tener siempre a mano para una comida rápida.

¿Cómo servir las empanadillas?

Las empanadillas de jamón y queso al horno son muy versátiles y se pueden servir de diferentes maneras, según la ocasión y tus preferencias. Aquí te proponemos algunas ideas:

  • Como aperitivo: Si tienes invitados en casa, puedes servir las empanadillas como aperitivo antes de una comida principal. Puedes presentarlas en una bandeja con un poco de salsa de tomate o salsa agridulce para mojar.
  • Como plato principal: Si prefieres servirlas como plato principal, puedes acompañarlas con una ensalada fresca o una guarnición de verduras al vapor. También puedes añadir un poco de salsa de tomate casera o una salsa de queso para darles un toque extra de sabor.
  • En una fiesta o picnic: Las empanadillas son ideales para llevar a una fiesta o picnic, ya que se pueden comer con las manos y son fáciles de transportar. Puedes servirlas frías o calientes, según tus preferencias.
  • Para congelar: Si quieres tener empanadillas siempre a mano, puedes hacer una gran cantidad y congelar las que no vayas a consumir inmediatamente. Para ello, simplemente colócalas en una bandeja en el congelador hasta que estén firmes, luego guárdalas en bolsas de plástico para congelar y consúmelas dentro de los siguientes tres meses.

¡A disfrutar!

Las empanadillas de jamón y queso al horno son un plato delicioso y versátil que ofrece una combinación perfecta de sabores y texturas. Ya sea como aperitivo, plato principal o para llevar a un picnic, estas empanadillas serán un éxito rotundo. Así que no esperes más y anímate a prepararlas siguiendo nuestros consejos y variaciones. ¡Disfruta de estas irresistibles empanadillas y sorprende a tus seres queridos con un plato casero y lleno de sabor!

Las empanadillas de jamón y queso al horno son una opción deliciosa y versátil para disfrutar en cualquier ocasión. Con una combinación perfecta de sabores entre el jamón y el queso derretido, envueltos en una masa crujiente y dorada al horno, estas empanadillas son irresistibles. Además, su preparación es sencilla y puedes personalizarlas según tus gustos y preferencias. Ya sea como aperitivo, plato principal o para llevar, las empanadillas de jamón y queso al horno son una opción perfecta. Así que no dudes en añadirlas a tu recetario y disfrutar de su sabor único. ¡A disfrutar!

Relacionado con: Receta fresca: Ensalada de aguacate y langostinosReceta fresca: Ensalada de aguacate y langostinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up