Verdinas con almejas y gambas: una deliciosa combinación de sabores

Verdinas con almejas y gambas: una deliciosa combinación de sabores

Las verdinas con almejas y gambas es un plato tradicional de la gastronomía asturiana que combina a la perfección los sabores de las verdinas, las almejas y las gambas. Esta deliciosa combinación de ingredientes hace de este plato una opción ideal para disfrutar en cualquier ocasión. En este artículo, exploraremos el origen de las verdinas, las propiedades nutricionales de este ingrediente, así como los beneficios de las almejas y las gambas. También te proporcionaremos una receta paso a paso para preparar verdinas con almejas y gambas, así como algunos consejos útiles para su elaboración. Además, te presentaremos algunas variantes de esta receta y te diremos dónde puedes comprar ingredientes de calidad. Por último, te sugeriremos algunas opciones de maridaje para acompañar este delicioso plato.
 

Origen de las verdinas

Las verdinas son un tipo de alubia verde originaria de la región de Asturias, en el norte de España. Son conocidas por su forma redondeada y suave textura, lo que las convierte en un ingrediente perfecto para platos de cuchara. A diferencia de otras variedades de alubias, las verdinas tienen un sabor suave y cremoso, lo que las hace ideales para combinar con mariscos.

 

Propiedades nutricionales de las verdinas

Las verdinas no solo son deliciosas, también son muy saludables. Son una excelente fuente de proteínas vegetales y contienen una gran cantidad de fibra. Además, son bajas en grasa y no contienen colesterol. También son ricas en minerales como el hierro, el potasio y el magnesio, así como en vitaminas del grupo B.

Gracias a su contenido de fibra, las verdinas ayudan a regular el tránsito intestinal y a mantener la sensación de saciedad por más tiempo. Además, su alto contenido de proteínas las convierte en una excelente opción para personas vegetarianas o veganas que buscan aumentar su consumo de proteínas de origen vegetal.

 

Beneficios de las almejas

Las almejas son mariscos muy apreciados en la gastronomía por su delicioso sabor y su textura suave. Pero además de ser un manjar, las almejas también ofrecen numerosos beneficios para la salud.

Las almejas son una excelente fuente de proteínas magras, lo que las convierte en una opción ideal para quienes buscan aumentar su consumo de proteínas sin añadir una gran cantidad de grasa. También son una buena fuente de minerales como el hierro, el zinc y el calcio, así como de vitaminas del grupo B, que son esenciales para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Además, las almejas son ricas en ácidos grasos omega-3, que son conocidos por sus beneficios para la salud cardiovascular. Estos ácidos grasos ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre, previenen la formación de coágulos y reducen la inflamación en el cuerpo.

 

Beneficios de las gambas

Las gambas son otro ingrediente estrella de las verdinas con almejas y gambas. Además de aportar un delicioso sabor a este plato, las gambas también ofrecen beneficios para la salud.

Las gambas son una excelente fuente de proteínas de alta calidad, y contienen una amplia variedad de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina B12, zinc, hierro y selenio.

El hierro contenido en las gambas es especialmente importante, ya que ayuda a transportar el oxígeno a través del cuerpo y previene la anemia. También son una fuente importante de ácidos grasos omega-3, que tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Relacionado con: Recetas deliciosas con nabos y colinabos, ¡sabrosas vitaminas!Recetas deliciosas con nabos y colinabos, ¡sabrosas vitaminas!

 

Receta de verdinas con almejas y gambas

A continuación te ofrecemos una receta paso a paso para preparar unas deliciosas verdinas con almejas y gambas:

 

  1. Ingredientes:
    • 250 gramos de verdinas
    • 500 gramos de almejas
    • 250 gramos de gambas
    • 1 cebolla
    • 2 dientes de ajo
    • 1 hoja de laurel
    • 1 pimiento verde
    • 1 tomate maduro
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Pimentón dulce
    • Sal
    • Perejil picado
  2. En primer lugar, pon las verdinas en remojo en agua fría durante al menos 8 horas.
  3. Una vez remojadas, retíralas del agua y escúrrelas.
  4. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla y el pimiento verde picados.
  5. Cuando la cebolla esté dorada, añade los ajos picados y el tomate rallado.
  6. Añade el pimentón dulce y remueve bien.
  7. Añade las verdinas escurridas y mezcla bien con el sofrito.
  8. Cubre las verdinas con agua y añade la hoja de laurel.
  9. Deja cocer a fuego lento durante aproximadamente 1 hora, o hasta que las verdinas estén tiernas.
  10. Mientras tanto, limpia las almejas y ponlas en un recipiente con agua fría y sal durante al menos 30 minutos.
  11. Pela las gambas y reserva las cáscaras y las cabezas.
  12. En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva y añade las cabezas y las cáscaras de las gambas.
  13. Sofríe durante unos minutos, aplastando las cabezas para extraer todo su jugo.
  14. Añade las gambas peladas y saltea hasta que estén cocidas.
  15. Retira las gambas de la sartén y reserva.
  16. Cuela el caldo de las cabezas y las cáscaras de las gambas y añádelo a las verdinas.
  17. Añade las almejas y deja cocer hasta que se abran.
  18. Añade las gambas cocidas y retira la hoja de laurel.
  19. Rectifica el punto de sal y espolvorea con perejil picado antes de servir.

 

¡Y voilà! Ya tienes listas tus verdinas con almejas y gambas, un plato lleno de sabor y texturas que seguro te encantará.

 

Consejos para preparar verdinas con almejas y gambas

Si quieres asegurarte de que tus verdinas con almejas y gambas queden perfectas, aquí te dejamos algunos consejos útiles:

 

  • Elige verdinas de buena calidad. Asegúrate de que estén frescas y bien limpias antes de utilizarlas.
  • Remoja las verdinas durante al menos 8 horas antes de cocinarlas. Esto ayudará a ablandarlas y a reducir su tiempo de cocción.
  • Cuando añadas las verdinas al sofrito, mézclalas bien para que se impregnen del sabor de los demás ingredientes.
  • Recuerda lavar bien las almejas antes de utilizarlas, frotándolas con un cepillo bajo agua fría para eliminar cualquier resto de arena o suciedad.
  • Si quieres potenciar el sabor de las almejas, puedes añadirlas al guiso unos minutos antes de que las verdinas estén completamente cocidas.
  • No olvides retirar la hoja de laurel antes de servir el plato, ya que su sabor puede ser demasiado intenso si se deja dentro.

 

Otras versiones de la receta

Las verdinas con almejas y gambas es una receta muy versátil, por lo que puedes adaptarla según tus preferencias. Aquí te presentamos algunas variantes:

 

Verdinas con almejas y langostinos

Si prefieres utilizar langostinos en lugar de gambas, puedes seguir la misma receta pero sustituyendo las gambas peladas por langostinos pelados. El resultado será igual de delicioso.

 

Relacionado con: Vinagreta de tomate para ensalada de garbanzos veraniegaVinagreta de tomate para ensalada de garbanzos veraniega

Verdinas con almejas y mejillones

Otra variante muy popular de esta receta consiste en sustituir las gambas o los langostinos por mejillones frescos. Esta versión ofrece un sabor ligeramente diferente y es perfecta para los amantes de los mejillones.

 

Verdinas con almejas y chorizo

Si prefieres un toque más contundente, puedes añadir unas rodajas de chorizo al guiso de verdinas con almejas. El chorizo le dará un sabor ahumado y picante que combinan a la perfección con los demás ingredientes.

 

¿Dónde comprar ingredientes de calidad?

Para obtener los mejores resultados en tus platos, es importante contar con ingredientes de calidad. En el caso de las verdinas, las almejas y las gambas, te recomendamos buscar establecimientos especializados en productos frescos y de confianza.

Si vives cerca de la costa, puedes acudir a los mercados locales de pescado y marisco, donde seguro encontrarás productos frescos y de calidad. También puedes buscar tiendas especializadas en productos del mar. Además, cada vez es más común comprar productos frescos en línea, por lo que puedes optar por buscar proveedores confiables en Internet.

 

Sugerencias de maridaje para este plato

Las verdinas con almejas y gambas maridan a la perfección con vinos blancos frescos y ligeros. Te recomendamos elegir un vino blanco joven y afrutado, como un Albariño o un Verdejo, que complementará los sabores del plato sin opacarlos.

Si prefieres los vinos tintos, puedes optar por un vino joven y ligero como un Mencía o un Tempranillo. Recuerda servir el vino ligeramente fresco, ya que esto ayudará a equilibrar los sabores del plato.

Si prefieres las bebidas sin alcohol, puedes elegir una cerveza artesanal fresca y ligera, o una limonada casera con un toque de hierbabuena, que refrescará tu paladar y complementará los sabores del plato.

 

Conclusión

Las verdinas con almejas y gambas son un plato delicioso y nutritivo que combina a la perfección los sabores de los mariscos y las legumbres. Las verdinas aportan una textura suave y cremosa, mientras que las almejas y las gambas añaden un toque de mar al plato. Además, tanto las verdinas como las almejas y las gambas ofrecen una gran cantidad de beneficios para la salud.

Si sigues nuestra receta paso a paso y utilizas ingredientes de calidad, te aseguramos que obtendrás un plato rico y satisfactorio que sorprenderá a todos tus invitados. No dudes en probar diferentes variantes de la receta y experimentar con otros ingredientes para personalizar tu plato según tus preferencias.

Relacionado con: Vinagretas para ensaladas: 5 recetas para aliñar tus platos verdesVinagretas para ensaladas: 5 recetas para aliñar tus platos verdes

Y recuerda, para obtener los mejores resultados, asegúrate de comprar ingredientes frescos y de confianza. Así, podrás disfrutar al máximo de esta deliciosa combinación de sabores en cada bocado.

Subir